¿Para qué sirve la Toxina Botulínica?

La "toxina Botulínica", más comúnmente conocida como "botox", sirve para tratar las arrugas de expresión, o "arrugas dinámicas". Las arrugas dinámicas son las que se producen al gesticular regularmente. Cuando somos jóvenes, la gesticulación no arruga la piel porque nuestra piel es elástica porque está llena de colágeno y elastina, pero cuando vamos envejeciendo y vamos perdiendo este colágeno y elastina, la piel empieza quedar marcada con la gesticulación diaria y se producen arrugas, que si no se tratan con la toxina botulínica se van profundizando cada día más.


Las zonas más comunes donde se aplica toxina botulínica son: frente, entrecejo y "patas de gallo" (arrugas alrededor de los ojos, zona externa).


Se recomienda tratar este tipo de arrugas con toxina botulínica 2 a 3 veces por año como máximo.








168 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo